Trabajo del suelo

Image Image Image Image Image

Trabajamos preocupándonos de la preservación de nuestras viñas, nuestros suelos, nuestra salud y la de nuestros clientes y evidentemente del medioambiente.

La profesión de viticultor se ejerce a largo tiempo. Desde la plantación, nuestras viñas están binadas regularmente para obligar las raíces clavar en el suelo, lo que – durante veranos muy calientes como en 2003 por ejemplo – permite a la planta no sufrir del calor y no de la falta de agua.

No utilizamos fertilizantes químicos desde los años 1980. Solo enmienda orgánica aceptada para la Agricultura Biológica son llevados al final del autumno.

No ponemos herbicidas desde 2002 y los tratamientos son reducidos al mínimo para proteger los suelos y la fauna, que queda un precioso elemento de desarrollo de la vegetación.

Abandonemos los insecticidas en 2002 al provecho del procedimiento de confusión sexual, cada vez que la puesta en marcha colectiva es posible. Es una pena que no podemos utilizar este sistema en los sectores donde nuestros vecinos de viñas no comparten esta filosofía, (que seguro está más onerosa y especialmente para la mano de obra!)

Sin embargo, no queremos afiliarnos a un labelo biológico porque consideramos que la acumulación de cobre en nuestros suelos sería nefasto a largo tiempo, utilizamos entonces la cantidad mínima de fungicidas completándolos con estimulantes naturales.

El trabajo de nuestros suelos es decisivo porque así favorecemos desde hace más de 30 años la expresión de cada uno de nuestros tres suelos: calcáreos duros y margas Kimmeridgiense. Cosechamos cada año dos cosechas de esos dos diferentes suelos: Pouilly-Fumé ‘Les Angelots’ proviene de nuestro suelo calcáreo de Villiers y Pouilly-Fumé ‘Villa Paulus’ proviene de nuestras margas Kimmeridgiense.

En el marco de una retrocesión al provecho de viticultores jóvenes, Pierre-François MASSON tuvo la oportunidad de adquirir antiguas viñas  de Pouilly-Fumé en un suelo de sílex en la ladera de Saint-Andelain. Siempre en la conquista de la expresión del suelo, hemos vinificado esta cosecha aparte. Esta nueva cosecha, Pouilly-Fumé ‘Les Pierres de Pierre’, nació en 2004 a la finca MASSON-BLONDELET

Estas tres cosechas vinificadas de manera separada, pero según el mismo método: totalmente en “cultura propia”, deja exprimirse de otra forma el aroma de “pedernal” propio a su terreno de Pouilly-Fumé.

Image Image Image

Página siguiente >